Black Sessions

Interviews

Entrevista a Amadori

En esta edición de Black Sessions Interviews tuvimos el agrado de entrevistar personalmente y escuchar a Amadori, DJ y productor argentino destacado en la escena de Barcelona, formando parte del equipo de djs residentes del ya reconocido ciclo NoM. Amadori sobresale de la mayoría por la capacidad que tiene de ofrecer sets con estructura, donde cada track florece de una transición admirable para oídos exigentes, pasando por una variedad de estilos como el deep house, afro house, nu disco, e inclinándose cuando es necesario hacia sonidos más oscuros, este exponente es capaz de crear atmósferas sorprendentes en el momento indicado, haciendo que el público nunca deje de disfrutar de lo que esta escuchando. Amadori da un toque de calidad asegurada a la noche, sin dudas es un acierto de los organizadores del ciclo, ya que este joven argentino posee un presente y un futuro envidiable.

1. Nombre y edad.

Jerónimo López Amadori, 30 Años.

2. ¿Cómo fueron tus inicios en la música electrónica?

Mi relación con la música en general fue siempre muy estrecha desde chico, tuve la suerte de tener a mi hermano mayor como referente desde siempre y tengo recuerdos pasar tardes enteras dibujando y eligiendo que discos iba a escuchar ese día, se me vienen a la cabeza discos como “Debut” de Bjork, “The Bends” de Radiohead, “One Hot Minute” de los Peppers, o “Eco” de Willy Crook & the Funky Torinos.
Ya entrado en la secundaria y más de grande, empecé a empaparme con música de diferentes géneros tuve una época donde me sentí mas identificado con el hip hop estadounidense; también curtí muchos recitales de hardcore punk y esa movida, pero más allá de los estilos, siempre tuve un abanico muy amplio de estilos musicales y nunca me gustó encasillarme en ninguno en particular, sino disfrutar libremente de la diversidad de los sonidos. La música me sensibiliza de una manera, que las barreras de los géneros no pueden contenerme.
Al margen de bandas influenciadas por la electrónica como Moby, Morcheeba, Prodigy, Massive Attack, Portishead o incluso Chemicals Brothers, yo empiezo a distinguir de géneros, productores y DJs ya más de grande, con 20 años más o menos. Es ahí donde empiezo a conocer el mundillo clubber y me doy cuenta de que hay un mundo musical que corría mucho más rápido de lo que yo venía acostumbrado, con bandas que no generan tanto contenido, como sí puede hacerlo un productor de electrónica. Esa inmediatez y ese abanico infinito de posibilidades me volvió literalmente loco.
Dentro de mí, nació la necesidad de aprender a mezclar música casi inmediatamente, y fue entonces cuando me instruí con Juan Pryor Dj, emblema del under argentino en la década del 90. Ahí es donde aprendí a mezclar con CDs, en muchas de las compacteras que difícilmente hoy encontremos en alguna cabina.
En el 2013 junto a Seitan, un amigo y colega, decidimos arrancar un ciclo de eventos conocido como “Bassement – Eclectic Sounds” en un antro de la Capital Federal, y es ahí donde se me fueron abriendo las puertas a otros eventos o ciclos de amigos y colegas que estaban en la misma frecuencia.
El ciclo siguió creciendo y nos mudamos al sótano de Shamrock, ahí tuve la suerte de compartir cabina con referentes de la escena local como Facundo Mohrr, Marcelo Vasami, Kevin Di Serna, Juan Hansen, por nombrar algunos. Con el tiempo, tuve la suerte de haber pasado por las cabinas de Rio Electronic Music, Bahrein, Niceto Lado B, Shamrock, Blow, y algunas fechas por el interior.

3. Con una carrera ascendente en Argentina, ¿por qué decidiste seguir tu carrera en Barcelona?

La decisión fue netamente personal, ya había vivido de chico en Barcelona con mi familia un año entero, y años más tarde 3 meses en Mallorca. Sinceramente ambas experiencias me habían dejado la necesidad de volver, ya un poco más de grande y con otra proyección.
A nivel carrera, el año que llego a Barcelona decido cambiar mi Aka (de Deep Within a Amadori), entonces fue un empezar de nuevo en todo sentido, una escena nueva y desconocida para mí, tener sólo 1 track como Amadori y no mucho más; así que fue un empezar de cero otra vez.

4. ¿Con qué te encontraste cuando llegaste a Barcelona?

Me encontré con una escena local que está más apegada al techno, tech house o micro house, con una cantidad de eventos semanales de primer nivel que es una locura total, y con un público bastante ligado al turismo; no sólo en el verano si no en general, ya que en Barcelona hay turismo todo el año.
En el primer año me saqué las ganas de ver en vivo a muchísimos artistas que en Argentina por cuestiones de presupuesto y venta de tickets no llegan; acá en Barcelona y en Alemania, lugar al que vuelvo con frecuencia.
Y en cuanto a lo profesional me moví como hice siempre, de a poco y con constancia, buscando el espacio e intentado mostrar lo que había construido hasta la fecha.
Comencé a pinchar en clubs o salas para 100 personas donde frecuentaban muchos Argentinos, y de a poco empecé a hacer girar la rueda otra vez. Tuve la suerte de que la música me llevara de viaje a Düsseldorf y pude tocar en 2 de eventos open air para 1300 personas, en una experiencia totalmente gratificante. También pude conocer Atenas y tocar en un sunset en la playa, y el próximo 2 de enero viajo a Londres de la mano de CloseKnit, así que muy contento de poder ir viajando por el continente.

5. En la actualidad te podemos encontrar como uno de los referentes del género, como DJ residente de “NoM” (una de las discotecas más lindas para pinchar en Barcelona) y compartiendo cabina con grandes artistas de la escena mundial como lo son Nick Varon, Danny Howells, Sebastian Leger, Armen Miran, entre muchos otros. Contamos un poco sobre tu experiencia.

La verdad que estoy muy feliz de mi residencia en NoM y de compartir cabina con talentos que tanto admiro, muchas veces me toca hacer el warm up y otras tantas tuve que hacer el closing, y ambas experiencias son únicas e increíbles.
Además de que como vos bien decís, Sala Bikini es hoy en día, uno de los clubs más lindos para tocar en Barcelona. Gran parte del público es argentino, porque la propuesta musical que ofrecen escasea bastante en Barcelona, salvo algunos casos puntuales o en la semana del Off Sonar donde vienen todos los prestigiosos labels a armar sus propios eventos, y en donde podemos encontrar música del género.

6. Sin dudas en Argentina una fecha de la cual se hablo mucho de tu participación, fue la que compartiste junto a Guy J. ¿Cómo viviste esa noche?

Fue una noche increíble en todo sentido, la pista llena desde temprano, como te contaba antes la mitad del público era Argentino, y la vibra que se sintió durante esas 3 horas de warm up me transportaron directamente a casa. Mis amigos acompañándome siempre desde que llegue a Barcelona, y haber compartido ese momento con ellos también lo hizo súper especial. Obviamente estuve muchos días encerrado en el estudio armando un set que este a la altura de las circunstancias, y todo el proceso fue una experiencia que va a quedar guardada en mis recuerdos para siempre. Además me di el lujo de poner casi al cierre de mi set “Till We Meet Again” de Luke Chable, un track que escuche en el 2013 de la mano del propio Guy J, y que me quedó guardado en la retina auditiva por siempre.

7. Como productor también se te ve con un presente muy interesante, consiguiéndo el support en reiteradas ocasiones de referentes y pilares de la música electrónica como lo son Lee Burridge, Hernan Cattaneo, Nick Warren y sellando en etiquetas de la talla de Shanti Moscow Radio y Akbal Music. ¿Cómo te desarrollaste como producer?

Mi comienzo en la producción de música electrónica nació como una necesidad desde lo más profundo de mí, creo que a los que realmente nos atraviesa la música y nos sensibilizamos con ella en algún momento  tenemos un contacto con algún instrumento, en mi caso este contacto fue a través de la producción.
Aprendí de forma autodidacta a manejar el Ableton Live en casa, obviamente con un equipamiento bastante paupérrimo y rudimentario, pero el aprender a usar el programa no implicaba poder tener un workflow que me permita generar una pista.
Frente a ese estancamiento, empecé a tomar clases con Andrea Cassino durante unos meses, quien fue mi mentor a la hora de sentarme a generar música.  Y suena bastante obvio, pero es muy importante el tiempo que le dediques en el estudio.
También le debo mucho a los colegas con los que me junté siempre a pasar tardes enteras de producción, creo que en esas juntadas hubo una enseñanza recíproca muy linda y genuina, que te permite alimentar los conocimientos que ya tenés. Disfruto mucho de compartir momentos de estudio con otros, aunque eso implica en un 75% de los casos no terminar un proyecto (risas), además de que no es lo mismo producir solo en mi casa, que frente a la mirada y opinión de otro.

8. ¿Cómo ves el futuro a corto plazo? ¿Venís trabajando en algún proyecto nuevo?

En principio estoy contento de haber cerrado un año sellando en labels como Radiant, Lump Records, y Akbal. Todavía me queda un release para el año que viene en Akbal que sale en enero, y estoy cerrando varios tracks nuevos que vine trabajando este año, quiero darles forma de EP y ver que pasa.
Por lo pronto y al igual que en diciembre del año pasado, voy a estar publicando un set realizado sólo con producciones propias. Seguiré con mi Residencia en NoM de momento, y hay una productora que se llama CloseKnit (www.closeknit.eu) que puso el ojo en mí y con la que voy a empezar a trabajar en enero, con una primer fecha en Londres y una segunda fecha en La Macarena, mítico club de Barcelona en donde todavía no tuve el agrado de tocar.

Desde Black Sessions queremos agradecerte Jeronimo por recibir a parte de nuestro equipo en NOM (Barcelona), darnos la oportunidad de charlar con vos, conocer el club y deleitarnos con un set espectacular.
Gracias a todos los lectores, ¡nos vemos en la próxima edición de Black Sessions Interviews!
Por Demis Almada.